lunes, 9 de abril de 2018

La vía de Román y Metacognición, Bohoyo. Gredos






Nacho en el delicado L2 de nieve casi vertical.



Por fin en este año de continuos frentes sin casi descanso, nos animamos a ir a los Campanarios de Bohoyo. Llevamos tiempo observando la pared, estaba blanca de arriba abajo, hace dos semanas que han aflojado un poco los frentes y esperábamos que hubiera asomado por fin la roca, así que nos pusimos en marcha para allá.


Aproximación

Aproximación muy bonita, con la pared al fondo. Lugar solitario, poco conocido y poco frecuentado. Las zonas clásicas de Gredos son muy conocidas para nosotros, nos parece estar en un lugar diferente... que gran alegría el año pasado al descubrir un nuevo lugar aquí cerquita.
 Tras pasar el río y remontar la Garganta ascender por unas empinadas palas avalanchosas, que hay que tener controladas, nos vuelve a producir sensación de estar en Pirineos. Viajar barato.



Ladera de acceso a la pared


La pared sigue blanca de arriba abajo. No lo entiendo, es bastante vertical... Nos da la sensación engañosa de ser un tumbarral. ¿Cómo puede estar la nieve en muros tan verticales?. Hacemos dos equipos Braulio, Nacho y yo por una parte y Peli y Pato por otra. A elegir... en esta gran pared sólo hay dos vías.


L1


Tras derivar un poco a izquierda en el L1, por unas cortinas demasiado delicadas que no se veían pasables, seguimos una línea bastante lógica. La pared en unas condiciones excepcionales y poco habituales.

Braulio en el L4


Columnita en el L4



Presenta muchos pasajes en nieve muy vertical, a veces llegando increíblemente casi a 80 grados. En estas condiciones la escalada fue fácil pero a tramos delicada y a veces algo expo.  Una bonita escalada muy diferente y en condiciones nada habituales en Gredos.
 Seguramente otros años presente secciones de mixto y haya que escalar un poco más a un lado u otro algún tramo.

Increíbles condiciones de nieve casi vertical




Esta línea está dedicada a Román Bascuñana. Compañero de aventuras y amigo que hace poco nos ha dejado,a quien quisimos tener en nuestro recuerdo.






La otra cordada , comandada por David, Peli, tiró a cuchillo a buscar la poca roca que había por eso del mixto moderno. Abriendo una vía más diferenciada con secciones en mixto desplomado y resaltes delicados en nieve. Viote.


David en el L1









Ya luego en el bonito descenso flanqueando aristas en el que hay que prestar atención a la carga de nieve de las laderas para elegir el sitio correcto, de nuevo, volvimos a ensoñar con otras montañas.




Descenso rodeando las cornisas